El “Uncanny Valley” en el diseño y la publicidad.


Antes de entrar al tema, rápidamente los meteré al contexto del uncanny valley:

En pocas palabras es la percepción de rechazo o aceptación del ser humano a todo aquello que se quiera parecer a ellos mismos de manera artificial. Por ejemplo, un androide que, aún cumpliendo con características de color y forma, no logra tener otros factores que lo hacen “humano” para las personas y por lo tanto es visto con repulsión.

La gráfica que lo explica de mejor manera es la siguiente:

Cuando la curva cae, significa que las personas rechazan el objeto; esto es común en películas y videojuegos, donde se apela a la realidad o simulación física sin lograrlo de manera satisfactoria como en Terminator 1 donde en el baño se quita la pupila, el cambio entre el maniquí y el actor era notorio.

Ahora la cuestión es centrarlo al diseño y la manera en que puede encajar esta definición meramente aventurada pero que de alguna manera nos enseña sobre las decisiones que tomamos al momento de querer realizar un arte publicitario: realizas un fotomontaje realista o haces mejor algo caricaturesco o ficticio.

Comúnmente cuando intentas realizar una ilustración o fotomontaje que sea lo más realista posible entrarás en un conflicto de percepción, que aunque no lo menciones en voz alta, tu cabeza está trabajando para saber cual es el punto máximo de parentesco y cuando sigue existiendo “la falsedad” en tu trabajo.

El error se puede usar a nuestro favor cuando realizamos diseños o imágenes, se puede emplear para exagerar o para darle naturalidad a tu trabajo, para decir que fue a propósito, sin embargo, cuando el error es de percepción ajena y no una acción premeditada genera rechazo en las personas y tu trabajo termina siendo visto con una impronta muy distinta. No hay que asegurar que las personas odiarán tu trabajo o que gritarán en los foros que no es real o se ve pésimo, tal vez no suceda, pero es seguro que en su cabeza habrá una percepción intranquila por tu trabajo.

En la imagen anterior, tu cabeza no intenta asimilar si lo que ve es real o no, sabe que es falsa, pues el error tanto en edición como en lógica apelan a una respuesta casi inmediata. Por lo tanto, el humor o la gracia es el resultado de la exageración de la realidad y por ende las personas podrán en su mayoría sentirse a gusto viendo esa imagen. Si a eso mismo le añadimos un texto publicitario que refuerce el humor de la imagen, mayor aprobación visual habrá del público.

Ahora bien, en efecto contrario, podemos encontrar fotomontajes que logran pasar el uncanny valley donde empiezas a figurar si se trata de una fotografía o una edición:

Sin embargo, hay otras que, se quedan en el camino, aún queriendo jugar con la realidad y la exageración, pues en la edición cosas como la sombra excesiva y muy difuminada de los dedos que se proyecta sobre la esclerótica hace que la percepción de “real o no” termine en un error notable, asegurando que no fue a propósito:

(De hecho, la sombra, es dentro del dibujo y la manipulación, la propiedad visual más notoria para identificar si algo es real o no).

Es por eso que, dentro del diseño y la publicidad siempre habrá trabajos que veamos en la calle o en diferentes medios que nos generarán el uncanny valley, algunos nos pondrá en duda sobre la realidad y otros simplemente pasarán a un intento de simulación. Cuando entonces se diseña, debemos decidir entre arriesgarnos con nuestro nivel de preparación a jugar con la realidad y la percepción o mejor exagerar y dar por obvia la manipulación:

Esto: 

O esto: 

Cualquiera de las dos es falsa, sin embargo la primera te da un margen mayor a la duda que la segunda, por el uncanny valley que es superado. Es agradable a la vista ya la segunda también puedes aceptarla, no te molesta pues sabes siempre que es falsa.

Es con esto que pueden tomar una mejor decisión de diseño al momento de querer realizar fotomontajes.

Esta entrada fue publicada en diseño gráfico, publicidad, recomendaciones por kailep. Guarda el enlace permanente.

Acerca de kailep

soy kailep, tengo 21 y soy estudiante de la carrera de diseño gráfico en Morelia. Mayo 2010: soy kailep, tengo 23 y trabajo en una imprenta de Morelia. Junio 2010: soy kailep, tengo 23 y estoy estudiando en Digital Invaders. Octubre 2010: soy kailep, tengo 23 y estoy trabajando en una agencia en Saltillo. Marzo 2011: soy caleb, tengo 24 y soy Director de Arte en Monterrey. Julio 2012: soy caleb, tengo 25 y ahora soy Director Creativo en el DF Agosto 2013: soy caleb, tengo 26 y sigo de Director Creativo en el DF Septiembre 2014: soy caleb, tengo 27 y soy Director Creativo en Quito, Ecuador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s